Empieza ahora tu tratamiento dental ¡Y NO PAGUES HASTA MARZO DE 2020!1

La sensibilidad dental es uno de los problemas mas comunes y que a más personas afecta. Por lo general, es causada por comer o beber algo muy caliente, muy frío, dulce o ácido. Lo normal es que la dentina subyacente del diente, es decir, la capa que rodea el nervio, esté cubierta por el esmalte en la corona dental y conseguían que no tengas esta sensación.

El problema es que con el tiempo, el recubrimiento de esmalte puede hacerse mas delgado, y de esta forma, reduce la protección. Es el momento en el que comienza la sensibilidad dental.

Las encías también pueden retraerse con el paso del tiempo lo que provoca que la superficie de la raíz esté mas expuesta.

En conclusión, la causa principal de la sensibilidad dental es la retracción de encías, aunque hay otras causas que lo provocan tales como el consumo de bebidas ácidas, el rechinamiento de dientes, el cepillarse con una crema dental muy abrasiva…

En el caso de que estés sufriendo sensibilidad dental, te aconsejemos lo siguiente:

En el caso de que estés en esta tesitura, acude a un profesional bucal para que pueda controlar la sensibilidad y encontrar la solución a su sensibilidad bucal.