Empieza ahora tu tratamiento dental ¡Y NO PAGUES HASTA MARZO DE 2020!1

¿Qué es lo que une a dos personas, aparte del amor, y lo último que se pierde, aparte de la esperanza?
Si eres inteligente, o simplemente has leído el título de esta entrada, ya conoces la respuesta: la saliva.

Pero aparte de servirnos para comer, chupar, lamer, besar y escupir; la saliva tiene propiedades beneficiosas para nuestro organismo,
desde su papel en la digestión hasta su poder cicatrizante.

Es un fluido viscoso producido por las glándulas salivales que está involucrado en la primera fase de la digestión y que está compuesto
de más de un 99 por ciento de agua y otros componentes como bicarbonato y fosfato, enzimas, lisozima, proteínas y un largo etcétera;
siendo su composición parecida a la del plasma de nuestra sangre.

Por otro lado, a través de esta se pueden contagiar determinadas enfermedades como el herpes labial o la enfermedad del beso.
Así que no todo el monte es orégano.

Entre las numerosas propiedades de la saliva destacan las siguientes:

Propiedades de la saliva