Protocolo COVID-19 Te rogamos que leas atentamente las indicaciones antes de asistir a tu cita. Gracias por tu colaboración.

El blog de Caredent

Publicaciones de #Sensibilidad dental

Consejos dentales

Alimentos malos para la sensibilidad dental

Puede que mucha gente no tenga en cuenta la sensibilidad dental como un problema de gran importancia en lo referente
a los dientes y, comparado con los derivados de la falta de higiene, que puede acarrear desastres en nuestra boca como el deterioro de
los dientes e incluso la pérdida de piezas dentales, está claro que no es tan grave. Pero para la gente que padece de sensibilidad dental
sí que es un problema, pues la molestia constante e incluso el dolor que se genera crea una gran sensación de malestar que afecta a todas
las actividades que realizamos a lo largo del día.

Hay varios factores que desembocan en la sensibilidad de nuestros dientes, como el estrés, que provoca el rechinado y apretado de las mandíbulas
durante el día o la noche; o un cepillado incorrecto, ya sea por movimientos agresivos o por la elección de un cepillo demasiado duro.
Pero existe otro factor determinante que provoca este fenómeno en los dientes: la comida.

¿Qué alimentos provocan la sensibilidad dental?

Hay tres factores importantes que caracterizan a los alimentos que producen sensibilidad dental:

  • La acidez

Los alimentos que contienen ácido en su composición, como son algunas frutas y cítricos como la fresa, el limón o la naranja,
o determinados refrescos; así como alimentos enlatados que utilizan cítricos para su conservación; corroen la fina capa protectora
que recubre los dientes, que se llama dentina, y dejan las fibras nerviosas del diente al descubierto.

  • El azúcar

Los alimentos que contienen azúcar también causan la erosión de la dentina y, como en el caso de los ácidos, pueden provocar la caries.

  • La temperatura

Los alimentos excesivamente fríos o excesivamente calientes, al entrar en contacto con las fibras nerviosas expuestas debido al deterioro de la dentina, estimulan el nervio y causan dolor.

¿Qué debemos hacer para evitar la sensibilidad dental?

  • Utilizar un cepillo del tipo suave. Además, es recomendable dejar pasar unos 10 minutos entre la ingesta de alimentos ácidos y el cepillado.
  • Usar pasta de dientes especial, que contenga desensibilizantes en su composición como el nitrato de potasio, así como elementos como la hidroxiapatita, que refuerza el esmalte y sella las zonas expuestas por la erosión.
  • Implementar la rutina diaria de cepillado con un colutorio especial para dientes sensibles, ya que estos productos cubren espacios a los que el cepillado no llega.
  • Visitar tu clínica dental de manera periódica e informarle de cualquier cambio en el estado de nuestra boca y dientes.

Leer entrada


Información dental

Qué origina la sensibilidad dental

La sensibilidad dental es uno de los problemas mas comunes y que a más personas afecta. Por lo general, es causada por comer o beber algo muy caliente, muy frío, dulce o ácido. Lo normal es que la dentina subyacente del diente, es decir, la capa que rodea el nervio, esté cubierta por el esmalte en la corona dental y conseguían que no tengas esta sensación.

El problema es que con el tiempo, el recubrimiento de esmalte puede hacerse mas delgado, y de esta forma, reduce la protección. Es el momento en el que comienza la sensibilidad dental.

Las encías también pueden retraerse con el paso del tiempo lo que provoca que la superficie de la raíz esté mas expuesta.

En conclusión, la causa principal de la sensibilidad dental es la retracción de encías, aunque hay otras causas que lo provocan tales como el consumo de bebidas ácidas, el rechinamiento de dientes, el cepillarse con una crema dental muy abrasiva…

En el caso de que estés sufriendo sensibilidad dental, te aconsejemos lo siguiente:

  • Utilizar un cepillo dental de cerdas muy suaves
  • Cepillarse correctamente para prevenir la abrasión del esmalte y la retracción de encimas
  • Utilizar una crema dental formulada para la reducción de sensibilidad
  • Acudir a un dentista de confianza de manera habitual para tener constantemente controlada la boca ya que pueden
    recetarte cremas dentales especificas para reducir la sensibilidad dental, también pueden colocar una restauración dental, la cual fortalece las áreas que han perdido el esmalte que citábamos antes, o simplemente puede aplicar un barniz de flúor en las áreas mas sensibles para fortalecer así el diente.

En el caso de que estés en esta tesitura, acude a un profesional bucal para que pueda controlar la sensibilidad y encontrar la solución a su sensibilidad bucal.

Leer entrada


Información dental

Hipersensibilidad dentinaria

HIPDENLa Hipersensibilidad Dentinaria (HD) o Sensibilidad Dental se define como un dolor dental intenso y transitorio causado por la exposición de la dentina, parte interna del diente, al medio oral y que aparece tras el contacto con un estímulo externo: alimentos o bebidas frías, calientes, ácidas, dulces; presión táctil, etc.

Es la causa más frecuente de dolor dental y muestra una alta prevalencia, afectando aproximadamente a 1 de cada 7 personas adultas y puede desencadenar la aparición de patologías bucales como caries, gingivitis o periodontitis, si no se trata correctamente.

Suele aparecer entre los 18 y los 40 años de edad, y en los últimos años se ha visto incrementada en pacientes jóvenes por el exceso del consumo de bebidas ácidogénicas y el uso indiscriminado de productos de blanqueamiento dental sin supervisión.

Numerosas situaciones causan la exposición de los túbulos dentinarios y pueden provocar Sensibilidad Dental. Éstas suelen estar relacionadas con el estilo de vida de los pacientes y sus hábitos diarios de higiene oral:

El cepillado dental inadecuado en fuerza y/o frecuencia y una pasta dental muy abrasiva, pueden provocar la abrasión del esmalte y/o cemento, exponiendo la dentina.

Las comidas y bebidas con ácido (zumos de cítricos, refrescos carbónicos, etc.) provocan descalcificación o erosión del diente sobretodo a nivel de su cuello.

La fuerza excesiva de la masticación (trauma oclusal, bruxismo) o los malos hábitos del paciente pueden provocar desgastes (atricción y/o abfracción) y exposición dentinaria.

El tratamiento periodontal, sobretodo la cirugía, puede eliminar parte de la encía dando lugar a la recesión gingival.

Patologías generales o ciertas situaciones que provocan un medio oral ácido, como son las patologías estomacales (úlcera, hernia de hiato, etc.), psicológicas (bulimia, anorexia nerviosa) o profesionales (catadores de vinos, panaderos, etc.).

También puede aparecer como consecuencia de recesiones gingivales causadas por tratamientos odontológicos, como una limpieza profesional, un tratamiento periodontal básico o una ortodoncia. Aunque también puede estar provocada por una simple anomalía anatómica que, a causa de un defecto, la dentina queda al descubierto.

Para un correcto tratamiento de la sensibilidad dental, es muy importante establecer unas medidas preventivas junto con un tratamiento adecuado (tratamiento en clínica y/o domiciliario).

Las Medidas preventivas que se recomiendan son las siguientes:

Pautar unos hábitos dietéticos: evitando el consumo de bebidas y alimentos ácidos.
Corrección de malos hábitos: evitar el uso de palillos de madera, bruxismo, etc.
Instrucciones correctas de higiene oral: técnica de cepillado adecuada y usar una pasta dentífrica poco abrasiva.
Junto con éstas, es importante el uso de agentes desensibilizantes para tratar la sensibilidad dental.

La gran mayoría de los productos de uso ambulatorio para tratar la sensibilidad dental, incluyen en su composición sales de potasio, agentes desensibilizantes que penetran hasta la pulpa por los túbulos dentinarios abiertos y actúan inhibiendo la transmisión nerviosa que produce el dolor. Éstos también incluyen en algunos casos fluoruros, que pueden actuar taponando parcialmente los túbulos dentinales.

Leer entrada


Información dental

¿Qué es la sensibilidad dental?

En muchas ocasiones te habrás preguntado por qué al ingerir comida o bebida muy fría o caliente, recorre tu boca
una molestia que impide que puedas disfrutar de todo el sabor de aquello que tomamos. Pues bien, este dolor es producido por
la sensibilidad dental. En el artículo de hoy, queremos explicarte cuáles son los motivos por lo que sentimos esta molestia
y cómo podemos evitarla.

Causas de la sensibilidad dental

Este dolor puede tener diferentes causas. En primer lugar, enfermedades como la gingivitis o periodontitis debilitan las encías provocando su retracción.

Otras de las causas que provocan las sensibilidad dental, es el mal cepillado, que de realizarse de manera incorrecta
puede dañar la superficie de los dientes provocando una mayor debilidad.

Además el choque entre dientes o rechinamiento produce de igual manera un desgaste del esmalte dental y por lo tanto
la exposición de la dentina. Esta exposición debida a diversos motivos, destapa distintas terminaciones nerviosas que sufren al comer o beber.

Cómo combatir la Sensibilidad dental

La sensibilidad dental puede ser combatida con diferentes medidas que te ofrecemos desde Caredent. La medida más sencilla que podemos tomar es utilizar una pasta dentífrica específica para dientes sensibles, de esta forma ayudaremos al cuidado de nuestra dentina.

También, es importante cepillarnos de manera cuidadosa, ser bruscos en nuestro cepillado no implica cepillarnos bien.
En la línea de actuación del cepillado, es importante utilizar un cepillo con cerdas blandas o medias.

Por último, es necesario advertir que determinados hábitos o manías diarias que tenemos, pueden ser muy dañinas para nuestro esmalte.
Algunos de estos son: mordernos las uñas, cortar hilo con nuestros dientes o meter en nuestra boca objetos como bolígrafos, palillos o agujas.

Esperamos que estas recomendaciones de Caredent te hayan sido útiles para mejorar vuestra sensibilidad dental, y evitar que no derive en una visita a tu dentista de confianza para realizar cualquier tipo de tratamiento ondontológico.

Leer entrada


Ven a conocernos, las revisiones y diagnósticos son gratis

Te diseñamos un plan de tratamiento de máxima calidad, en las mejores condiciones económicas y te ofrecemos las mejores facilidades de pago.