Blog

Cómo utilizar un cepillo de dientes eléctrico

Diseño sin título (15)

Aunque parezca algo muy sencillo y que todo el mundo da por hecho que sabe cómo hacerlo, hay mucha gente que desconoce la forma adecuada de lavarse los dientes. Por ello, hemos redactado una serie de consejos para lavarse los dientes con un cepillo eléctrico correctamente.

Hace unos meses resolvimos una de las dudas más comunes: ¿cepillo eléctrico o cepillo manual? Para los que os perdisteis el post, aclararos que no hay uno mejor que otro, sino que depende de cómo lo utilices.

Cómo lavarse los dientes con un cepillo eléctrico

La técnica recomendada por los expertos es la siguiente:

  • Divide la boca en cuatro cuadrantes: debes dedicarle al menos 30 segundos a cada uno de ellos. Lo ideal es que emplees entre 3 y 5 segundos con cada diente.
  • Cara externa de los dientes: debes colocar el cabezal del cepillo sobre cada diente. Los movimientos tiene que ser circulares y lentos, de tal manera que se abarque toda la superficie. Es importante que incidas en los espacios interdentales que lo rodean.
  • Cara interna: debes realizar la misma operación que con las caras externas. Insiste en los incisivos inferiores ya que son los que suelen acumular más placa.
  • Caras para masticar: el cepillo debe estar en paralelo a las caras con las que masticamos.

Siguiendo esta técnica, tus dientes se mantendrán siempre limpios. Recuerda que debes cambiar el cabezal de tu cepillo eléctrico regularmente, por lo menos una vez cada tres meses. Si se desgastase antes de que pase este tiempo, es importante que lo cambies para que siga limpiando los dientes de forma precisa.

Para los que os vayáis a comprar uno, hay que resaltar que existen dos tipos de cabezales, el redondo y el alargado. Éste último es el que más se parece al cepillo manual. Sin embargo, nosotros aconsejamos el primero, ya que podrás hacer mejor los movimientos circulares con los que limpiar el diente.

Por último, ¿sabías que con el cepillo eléctrico no necesitas pasta de dientes? Con la fricción que realizan las cerdas es suficiente. Si no te convence la idea de lavarte los dientes sin pasta dental, echa muy poca: una bolita de un diámetro menor al que tiene el cabezal.


También en Canarias

Encuentra tu clínica

Busca ahora tu clínica más cercana y contacta online en menos de 1 minuto.

Buscar clínica Contacto

 

¿Conoces las ventajas de la Tarjeta Caredent? Descúbrelas ahora