Blog

Preguntas y Respuestas sobre el tratamiento de conducto radicular (endodoncia)



A lo largo del tiempo el tratamiento de conducto radicular (endodoncia radicular) se ha convertido en un recurso confiable para los odontólogos a la hora de hacer lo posible para salvar un diente. Algunas  el veces nervio  (la pulpa dentaria), encontrado en el interior de la pieza, se puede inflamar o infectar. Esto puede ser consecuencia de la formación de caries profundas, o a varios  procedimientos dentales existentes que fueron practicados , también puede deberse a  fracturas, pequeños desprendimientos  o incluso a un impacto.

Anteriormente, si algún diente sufría de alguna afección o lesión en la pulpa , estos eran extraídos, pero debido a los avances odontológicos actualmente  recurren al tratamiento endodóntico, para diagnosticar el origen de la lesión pulpar  y de esa forma tratarla.

¿Cuáles son los síntomas que indican la necesidad de realizarse  un tratamiento de conducto radicular?

Algunos de los síntomas que deben tomar en cuenta son: dolor, sensibilidad prolongada al calor o al frío, cambio de coloración del diente, además de inflamación y sensibilidad en las encías. Sin embargo, algunas veces puede que no existan síntomas.

¿Qué puede ocurrir cuando se lesiona la pulpa dentaria?

Dentro de la pulpa dentaria se encuentran los nervios, vasos sanguíneos y el tejido conectivo. Se extiende desde la corona hasta el extremo de la porción radicular (raíz), el cual se encuentra en el hueso maxilar.

En el momento que el nervio  sufre alguna afección o lesión y no se puede regenerar, se muere. Las causas más comunes por las que ocurre la muerte pulpar son: la fractura de una pieza dentaria  o la presencia de una caries profunda. Ambas lesiones permiten la entrada de bacterias. Los gérmenes pueden causar una infección en el interior del diente. Si la infección no es tratada, se produce una acumulación de pus en el extremo de la raíz denominada absceso. Los abscesos pueden perjudicar el hueso adyacente.

¿Por qué se debe extraer la pulpa del diente?

Cuando no se  procede a extraer la pulpa dentaria  que está infectada puede causar dolor e inflamación. Algunos problemas consecuencia de la infección pueden causar daños  óseos en maxilar y/o mandíbula. Si el diente no es sometido a un tratamiento, existen altas probabilidades de que deba ser extraído.

¿Cómo se realiza el tratamiento?

En general , el tratamiento involucra entre una y tres visitas, dependiendo del caso del paciente. Durante el tratamiento, el dentista extrae la pulpa dentaria enferma. Una vez terminada la extracción, se limpian y sellan la cámara pulpar y los conductos radiculares.

¿Es necesario que el diente reciba algún cuidado especial u otro tratamiento?

 Según las indicaciones del odontólogo, no deberá masticar ni morder con el diente tratado hasta que su dentista generalista lo haya restaurado por completo pues debido a la deshidratación del diente por haber extraído la pulpa podría fracturarse. Por lo demás, es indispensable poner en práctica una buena higiene bucal.


¿Conoces las ventajas de la Tarjeta Caredent? Descúbrelas ahora