Blog

Alimentos malos para la sensibilidad dental



Puede que mucha gente no tenga en cuenta la sensibilidad dental como un problema de gran importancia en lo referente a los dientes y, comparado con los derivados de la falta de higiene, que puede acarrear desastres en nuestra boca como el deterioro de los dientes e incluso la pérdida de piezas dentales, está claro que no es tan grave. Pero para la gente que padece de sensibilidad dental sí que es un problema, pues la molestia constante e incluso el dolor que se genera crea una gran sensación de malestar que afecta a todas las actividades que realizamos a lo largo del día.

Hay varios factores que desembocan en la sensibilidad de nuestros dientes, como el estrés, que provoca el rechinado y apretado de las mandíbulas durante el día o la noche; o un cepillado incorrecto, ya sea por movimientos agresivos o por la elección de un cepillo demasiado duro. Pero existe otro factor determinante que provoca este fenómeno en los dientes: la comida.

¿Qué alimentos provocan la sensibilidad dental?

Hay tres factores importantes que caracterizan a los alimentos que producen sensibilidad dental:

  • La acidez

Los alimentos que contienen ácido en su composición, como son algunas frutas y cítricos como la fresa, el limón o la naranja, o determinados refrescos; así como alimentos enlatados que utilizan cítricos para su conservación; corroen la fina capa protectora que recubre los dientes, que se llama dentina, y dejan las fibras nerviosas del diente al descubierto.

  • El azúcar

Los alimentos que contienen azúcar también causan la erosión de la dentina y, como en el caso de los ácidos, pueden provocar la caries.

  • La temperatura

Los alimentos excesivamente fríos o excesivamente calientes, al entrar en contacto con las fibras nerviosas expuestas debido al deterioro de la dentina, estimulan el nervio y causan dolor.

¿Qué debemos hacer para evitar la sensibilidad dental?

  • Utilizar un cepillo del tipo suave. Además, es recomendable dejar pasar unos 10 minutos entre la ingesta de alimentos ácidos y el cepillado.
  • Usar pasta de dientes especial, que contenga desensibilizantes en su composición como el nitrato de potasio, así como elementos como la hidroxiapatita, que refuerza el esmalte y sella las zonas expuestas por la erosión.
  • Implementar la rutina diaria de cepillado con un colutorio especial para dientes sensibles, ya que estos productos cubren espacios a los que el cepillado no llega.
  • Visitar tu clínica dental de manera periódica e informarle de cualquier cambio en el estado de nuestra boca y dientes.

¿Conoces las ventajas de la Tarjeta Caredent? Descúbrelas ahora